martes, 4 de diciembre de 2012

La cortesía, los celulares y las amistades



04/12/12

La cortesía, los celulares y las amistades

Últimamente, me he dado cuenta de varias cosas que hacen a la comunicación y la cortesía.
Ser cortés, es atender al otro con la dignidad que se merece, simplemente por ser un ser humano.
Un mate, un vaso de agua. Y por sobre todo, mi escucha atenta. Mi mano sobre su brazo, mi mirada en sus ojos. Mi corazón dispuesto al encuentro con el suyo.
Esto es el encuentro humano.
Lo otro, es pura paja. Y la paja se quema en la hoguera de lo vano.
No uso celular, aclaro. Elijo no tenerlo. He estado en varias situaciones tensas y desagradables, sobre todo con mujeres. También con jóvenes. Donde todo hubiera sido mas adecuado y amoroso sin el celular.
El celular suscita la atención y es el centro de la situación. La relación cara a cara pasa a un segundo lugar. El aquí y ahora de la amistad se diluye en un mundo virtual, un mundo que no es. Pulgares frenéticos desconectan al usuario del presente, rico y delicioso.
Nos escudamos en un pobre y lastimoso aparato de plástico para decir un : “Te amo! Te extraño...”, que no tenemos la valentía de decir al otro en presencia real.
Y para colmo lo decimos ante un segundo (no voy a decir tercero porque es “el” segundo) que queda pintado...desdibujado como ser humano, negado en su dignidad.
Lo mismo corre para el Facebook y el MSN. Personas se esquizoidizan, se parten en dos o en tres, y se comunican en tres ventanitas a la vez. La mente sufre y el cerebro se resiente. Están en el aire.
Y la Pacha Mama se cobra su cuota de lucidez: se reafirman los bloqueos emocionales, los pánicos, las tristezas sin causa aparente, los dolores del alma.

Durante eones la Humanidad vivió sin celulares sobre la Tierra. Hace muy poquito,a fines del Siglo XX, explota la bomba tecnológica. Y la vida se desdibuja para muchos.
Quedamos los resistentes, los resilientes. Los que fluimos con el río de las emociones y los sentimientos. Jóvenes, maduros y mayores. Los que muchas veces lloramos solos nuestros dolores. Y los sanamos con esa Agua de Vida que son las lágrimas.
Y después, volvemos a reir.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Colibrí, mensajero con alas


10/06/12
Colibrí

Vuela, aéreo y luminoso
en mis sombras de mayo.
Me cuenta
de amores frescos,
de dulzuras cálidas.
Sus sutiles decires
me piden
que salga a verlo al jardín.
Se muestra retrocediendo,
cual minúscula topadora
y avanzando
como lanza de colores.
Cuenta
que me sigues amando
a pesar de tus dolores de parto.
Le narro
mi amor sólido
y me dice
de tu amor líquido y  lunoso.
Y así
nos mensajeamos
con el más rápido de los correos,
en este invierno extraño,
  esperanzado de plumas.


domingo, 28 de octubre de 2012

Las azucenas florecen en Escorpio

 


28/10/12

Las azucenas florecen en Escorpio

La envidia es uno de los sentimientos más ocultos y negados de los seres humanos.

En alguna oscura célula de algún noble órgano, guardamos esos sentimientos de una infancia malquerida.

Cuando de pequeños no fuimos alentados y bien calificados, donde nuestra autoestima no fue cultivada, nos hemos sentido lastimados, mutilados. Donde algún padre o alguna figura de autoridad nos hirió cuando niños, allí nos sentimos menos. Y dejamos de ver la luz interior y empezamos a mirar para afuera.

Y envidiamos los mimos que la madre hace al hermano, envidiamos las habilidades de los primos y primas, envidiamos el buen vestir de los amigos.
De adultos, envidiamos la finura de aquella, la fama de este, hasta envidiamos la libertad de aquel otro.
Con comentarios insidiosos y arteros, expresamos nuestra oscuridad.

En algún momento de la vida, despertamos. Y todo cambia.

Reconozco mi envidia, y me hago responsable de ella.

Empiezo a sanar cuando me doy cuenta de que yo también puedo.
La envidia es la punta de una soga en cuyo otro extremo está el legítimo deseo. El deseo sano de ser reconocidos como diferentes. Como un ser único, exclusivo, con sus particularidades y su ser especial. Criaturas divinas como somos todos en esencia. Cuando digo divino, digo ser dueños de un don y una gracia mágicas que nos hacen insustituibles en el concierto de la Vida.
Y nos atrevemos. Y nos animamos. Y comenzamos a estudiar, a danzar, a escribir, a cultivar nuestro don y nuestro arte personal. Y nos miramos y nos vemos a nosotros mismos, y nos reconocemos en lo más profundo de nuestro ser.

Y la envidia se diluye porque ya no tiene sentido, porque ya veo mi luz y la sostengo.

Y soy yo con mi don, y vos sos vos con el tuyo, y ambos nos complementamos en integridad.

Y vuelvo a ser como una azucena pura en flor, con mi fragancia en noche de luna de Escorpio.

domingo, 21 de octubre de 2012

Madre Tierra hecha salud


Plantitas de fumaria, pequeñas flores blancas...
La hierba que está en primer plano, en la maceta, es parietaria.





21/10/12

Madre Tierra hecha salud

...sientes que la Tierra es tu madre,
más que la anciana triste
que espera en el camino,
tu regreso del campo.
Es madre de tu madre
y su rostro es una piedra
trabajada por siglos.”

Digo la mazamorra”, de Antonio Esteban Agüero.
Música, de Peteco Carabajal.

Hoy me celebro en mi amor incondicional hacia mi misma, y celebro la Madre Tierra.

Hasta hoy, he vivido una vida intensa en emociones, de las lindas y las no tanto.

Hace un par de meses, Elita, una yuyera experta, me indicó fumaria y parietaria, dos hierbas para limpiar el hígado.

En el hígado se asientan los enojos no transitados, los resentimientos, los rencores infantiles, las iras, y desde allí contaminan todo el cuerpo.

Según la Teoría de la Relatividad, toda energía se transforma en materia, y viceversa.
E=m.c2, dijo el genio. Así, la energía de nuestras emociones oscuras se vuelve materia, barro biliar, cálculos de vesícula y cosas peores con el tiempo. Pura física y química.

Esta primavera, estoy en un proceso de profunda limpieza interior. Con las hierbas mencionadas y otras más, he hecho pócimas sanadoras...amaaaargo el brebaje, pura clorofila, pura luz de sol y elixires de la tierra hechos materia.
Han surgido a mi consciencia antiguas vejaciones, y pude perdonar y soltar aquello que guardaba inconscientemente en mi cuerpo.
También vi que abajo del rencor y el resentimiento estaba la tristeza, y al poder darme permiso para entristecerme y llorar, voy sanando mis heridas.

Recuerdo haber escuchado en un curso que el meridiano energético de los ojos pasaba también por el hígado (corroborar con gente experta).En este proceso, mi visión ocular ha ido mutando, días en que veo más y días en que veo menos.

El proceso de perdón es fundamental en todo esto: “Lo siento. Perdóname. Te amo. Gracias”. Son mis palabras de cada mañana. Y suelto lo que ya no sirve, los viejos trastos de la mente que invadían mi cuerpo y lo esclavizaban.

En este Día de la Madre, quiero agradecer a la Pacha Mama tanta delicadeza para conmigo, y a mi Madre Interior que me enseña a cuidarme, a contenerme y a amarme día a día con más incondicionalidad.

martes, 9 de octubre de 2012

La más chica

09/10/12

La más chica
Su condición de hermana menor la paralizaba. Su padre y su madre no la registraban. Solo veían a su hermana mayor, la díscola. La mayor, la alumna excelente que quería ser diseñadora de modas. Sólo la mayor, la zurda, la comunista, la que se había enamorado del chico brasilero que hacía capoeira.
La chica quería ser importante. En el fondo, sólo a los ojos de su madre. De la matriarca.
Todos abogados, los hijos. Como el padre. Ni la mayor había podido zafar del mandato familiar. Y la madre metiéndole los cuernos al padre con el escribano. A la luz del día. Tomando café en Cenci, con el escribano.
La chica sospechaba que la hermana mayor era hija del amante. Por eso le tenía bronca. Era la humillación del padre.
Por eso la mató. Por eso apagó la estufa y dejó salir el gas.
Envidia. Eso era. Pura envidia era la menor de las hermanas, la abogada en potencia.
No contó con el dolor de sus padres, luego del supuesto suicidio de la mayor. No contó con la testigo que registró todo. No contó con la justicia divina.
Cargo de asesinato, 30 años después. Fratricidio, la palabreja la atormentaba.
Fué a juicio oral y público, con una extraña vincha blanca. Dijo que era de la hermana muerta. Que era una promesa.
La basílica se le cayó encima: la muerta estaba viva, después de todo.
La justicia de la vida; todo lo que sube, baja, había escuchado a la bruja vieja.
Y así fue. Sin muchas vueltas, la condenaron a perpetua. El pueblo entero se alegró.
Comenzaba la nueva época.


Hoy, salió un cuento macabro, con final mas o menos feliz. Parece que mi discurso es más flexible de lo que yo pensaba. Esto parece Dostoievsky en versión cuento, todo por dos pesos...



miércoles, 26 de septiembre de 2012

Diálogo de alas

--Mi pequeño...te he abandonado, te he dejado solo, perdóname...no te hice caso...--la Madre llora acongojada...


--Madre, no te culpes — dice el Pequeño Ego , fuerte y sano--. Estoy íntegro. Comí de los frutos rojos del bosque, los jilgueros y las calandrias me indicaban donde estaban. Me dejaste pan, nueces y almendras en lugares recónditos. Sólo tu intuías, sin darte cuenta, donde yo estaba. Comí bien, bebí del agua de las vertientes. Los gamos del monte me hicieron un nido entre ellos, y dormí acompañado por su amor y calidez. El viento me arrulló con canciones de cuna. Siempre te recordé, Madre, y sabía que estabas alejando mis captores de mi. Estuve a punto de sucumbir ante “la prolijidad” y el “qué dirán”, pero las hadas y los gnomos me hicieron huecos invisibles en troncos de árboles, y allí me escondí hasta que pasó el peligro. Soy salvaje, Madre, porque me has hecho libre, y te agradezco tus cuidados sutiles--.

--Es verdad, Hijo, ahora me doy cuenta--, la Madre del Pequeño Ego respira aliviada. – No te veía, pero te olía en el aire. Olía tus pasos, tu perfume a yerbabuena en el aire, y mi alma se elevaba de nuevo. Déjame abrazarte, Hijo, déjame cuidarte--.
--Gracias, Madre. Solo enséñame a ser grande, sabio y humilde. Cuéntame tus secretos, tu silbido que atrae las aves y los virachos, quiero aprender a intuir al tala con sus frutitos amarillos que llenan el alma de sol. Muéstrame los yuyos que curan el rencor , la tristeza y el mal de amores. Hazme amigo del yacaré, para aprender el arte de su paciencia activa. Convídame a jugar con las avispas del camachuí, para que mis palabras sean miel picante y profunda, que sanen la ignorancia y el desamor. Madre, enséñame a ser montaraz como tú, a cuidar mi libertad y mi libre albedrío. Madre, que mi Padre el Sol me haga cosquillas desde lo alto, y que mi abuelita la Luna me regale una cana de plata, cuando yo recuerde que soy “el que sabe quien es”. Madre, ya es hora de que juguemos, llévame a tu lugar favorito!--.


--Hijo...siempre has estado en el rincón iluminado de mi corazón!--.
Todos tenemos un Pequeño Ego sano, aparte de ese gran ego que tanto trabajo nos da. Este Pequeño Ego es sabio, humilde, se sabe salvaje, no se deja atrapar por las luces de la sociedad. Tiene una Madre Interna, una madre que , a veces alejada, pero siempre fiel, le cuida las espaldas hasta que crece y se hace independiente de cuanto lo rodea. Independiente y relacionado sanamente con su entorno. Con límites, con cuidados, con precaución. Sabiéndose fuerte y único, igual a otros y exclusivo a la vez. Diferenciado.
Individuo.

sábado, 22 de septiembre de 2012

Soy tu espejo...

20/09/12

Soy tu espejo

Soy tu espejo.
Cuando me muestro,
altanera,
dura, hiriente,
soy tu espejo.
Cuando soy dulce,
tierna, compañera,
soy tu espejo.
Cuando soy humana,
comprensiva como flor
de mburucuyá,
soy tu espejo.
Cuando aparece
mi fiereza,
de tigresa,
que defiende
su guarida,
soy tu espejo.
Cuando crezco,
mansa,
en la quietud del fango,
irupé de esta América,
soy tu espejo.
Porque eres como yo,
sensible, extensa,
regia,
en tu caminar cansado.
Y la vida se encarga
de mostrarnos la unidad
de tu ser y el mío,
tan iguales
y exclusivos a la vez.

Emmavioleta Del Monte.


viernes, 14 de septiembre de 2012

La Imperio




11/09/12

La Imperio


Lleva con gracia divina su nombre de hidalga española.

Entre telas y lentejuelas, cuida a la hija que el Cielo y la Tierra le otorgaron en guarda.

Nacida con el buen augurio de la Diosa de las Pilchas, cose babuchas liberales y vestiditos monos para las mujeres que amamos los trapos.

Signada por una energía de acción y empresa, sabe darse el lugar para la mirada profunda que sana y restaura.

Su nombre de reina, le deja un resquicio a la dulce mujer interior que la acuna, y que vuela libre ante la más pequeña brisa de primavera.

Suenan campanillas ante su paso noble, y la Tierra le da su perfume más logrado: la sutileza de un corazón amante de la vida.


Gracias, Imperio, por una tarde maravillosamente femenina!!!




miércoles, 5 de septiembre de 2012









28/08/12


La Mansa


Llegó a mi patio con la cola entre las patas, pidiendo algo...algo...

Si algo me conmueve, es un ser humano o un animal que ha sido humillado y lastimado. Quizás porque viví la humillación de niña, quizás sencillamente porque mi alma no perdió su dulzura entre tanto ajetreo...

Apprivoise moi”, dijo el zorro al Principito.

Domestícame”.

Y comencé como dice este maestro del amor y las relaciones. Me acerqué despacio, le hablé con ternura...cada día un poco más cerca.

Casi todas las siestas viene a pedirme su porción de carne.

No sé, se asemeja mucho a mí.

Necesito ser aceptada y valorada con todo mi bagaje interior, que es extraño y rico a la vez. Necesito que se me acerquen despacito, paso a paso, para crear la confianza que tanto me faltó y que ahora reciclo en mí.

Hoy La Mansa comió de mi mano. Y después me festejó y se revolcó sobre su lomo de perra callejera.

Una tacuarita trina en el tapial, buscando un lugarcito especial para hacer su nido.

La lluvia que pasó esboza su perfume.

Todo vuelve a su orden primero y esencial.


domingo, 19 de agosto de 2012





11/08/12


La vieja sabia

Es pan y vino.

Conoce las virtudes del romero y de un buen guiso caldudo.

Invita al peregrino a su mesa, y le da cobijo bajo un techo de paz.

Conversa con los gatos y los perros, hace pactos de paz con los alacranes, y expulsa las hormigas con café y rituales cósmicos.

El río le revela secretos y el viento le cuenta hechizos de otros tiempos.

Distingue olores y perfumes a kilómetros, porque pudo sanar su olfato. Sabe del aroma a nobleza, y discierne los hedores del servilismo y el desdén.

Escucha a los viejos y a los jóvenes que vienen a ella con igual atención, y los invita a que se escuchen y se atiendan a si mismos.

Su dulzura es levemente ácida: es que aprendió que en la vida, conjugar sabores es sabio.

Cuida a su tribu con celo de guardiana: sólo ella sabe lo importante que es cada uno de los miembros para la comunidad.

Sabe que su trabajo es pequeño como un grano de arena, el Universo se encarga de amplificarlo y hacerlo huracán.

La vieja sabia, nació vieja y se conserva niña, porque solo los puros de corazón tienen lugar para el paraíso en su interior.



martes, 7 de agosto de 2012

Mensaje de amor





07/08/2012











Mensaje de amor




Un rayito de sol entró por mi ventana,
Traspasó todo el vidrio y la brisa americana.
Me contó, presuroso, que ayer por la mañana,
Te dio un beso en la frente, en una ceja arcana.
Si una paloma blanca te canta, meridiana,
Soy yo, mi bienamado, que toco la campana.
Ya llegó tu recreo, tu alma capitana
Se merece el descanso junto a su cortesana.
Le cuento mis sentires, mi cariño de Diana
al guerrero sublime de esta dulce espartana.
Para que vengas pronto a esta reina cristiana,
a restaurarle el alma, de musa franciscana.



Emma Violeta Chauvy Barolin

viernes, 20 de julio de 2012

Amigas y amigos





20/07/12


A mis espejos


Amigos y amigas...


Son los que lloran y ríen con vos.

Te levantan cuando caés.

Te valoran y aprecian como sos, con reflejos, tristezas y manchas blancas y oscuras.

Se alegran con cada pequeño paso.

Te alientan cuando todo se ve trágico y final.

Te abrazan y te dicen: “--Ya pasará, seguro que pasará!!!--”.

Son tus cómplices cuando querés conquistar el corazón de un hombre.

Se atreven a darte su ropa usada, sabiendo que la valorás.

Cuando no pueden, te dan igual 3 minutos.

Te muestran el tesoro en la catástrofe.

Te piden permiso con amor para mostrarte tus errores, para que te vaya mejor.

Son los que hacen sonar tu teléfono una y otra vez , para saber de tus logros.

Hacen pic-nic con vos en el parque.

Te animan a pintar cuando nunca agarraste un pincel.

Vienen disfrazadas de Sarah Key a tu casa.

Te hacen reir cuando el día es gris.

Festejan tus aciertos y tus avances.

Son las que sin lugar a dudas marcan con dulzura, firmeza y claridad sus límites, y respetan los tuyos.

Perdonan tus malos momentos.

Y celebran con vos tus éxitos.

Amigo, es el perro vagabundo que viene a pedirme comida y una caricia con ojos azorados.


Amiga,también soy yo, cuando devuelvo todo lo que recibo.


En el día de hoy, una vela en mi altar para vos y tu camino de luz, paz, abundancia y amor.


miércoles, 11 de julio de 2012

La gratuidad




15/04/12


La gratuidad


Suelo pasar por el café de las Termas paceñas muy a menudo.

El café, es llevado adelante por Rodolfo, Rodo, un correntino urbano que inició un sólido idilio con La Paz, mi ciudad costera.

Lo singular, es que yo tomo mi delicioso cafecito de rigor, o mi sustancioso y fresco vaso de leche... gratis!!!

A veces no llevo dinero, porque ando caminando y me gustan las manos sueltas, y Rodo me lo ofrece de corazón.

Otras veces, voy a bañarme a las Termas, con sus aguas tibias y salinas. Tomo mi leche, y Rodo se niega a que cobrarme. Sus ojos claros me lo ofrecen con placer, y yo lo tomo con alegría y gratitud.

Reflexionaba, conmovida y alegre, qué motiva a mi amigo a ese gesto de amor, y es eso, simplemente su amor. El reconocimiento agradecido a la Vida por la abundancia de su presente: afectos, un excelente lugar de trabajo, una vida plena de sensibilidad, plantas, perros...

Francisco, mi hijo, estudiante de Economía, me cuenta que en su grupo de universitarios, donde comparten ideas, hay una que ronda, y mucho: el dinero no es una buena invención, y hay tendencia a que por la capacidad productiva que se ha desarrollado en el mundo, este, el dinero, desaparezca con el tiempo, y que cada ser humano tenga lo que se merezca y necesite para vivir con dignidad y tranquilidad.

Una idea fuerte, que interpela los cimientos mismos de nuestra cultura, y de sus creencias y formas.

Mi amiga, La China, me habla de la “gratuidad de Dios” o la Vida, como querramos llamarlo. Y veo que es así, Dios nos da todo lo mejor gratis: valores, educación, afectos, capacidades y cultura de amor, fe y esperanza.

Sólo está en nosotros abrirnos y tomarlo.


Emma Violeta Chauvy Barolin


sábado, 7 de julio de 2012






05/07/12



Con Adán en el Paraíso

Hoy, Sol.


Amaba a Adán.

Me interesaba conocerlo más.

Sabía de sus bellezas, de sus admirables capacidades, de sus límites. Pero no sabía de sus emociones. Me interesaba conocerlo más, repito.

Como mujer, conocía mis humores. Conocía que la Luna Nueva me traía paz, y el Cuarto Creciente se acompañaba de añoranzas de no sé qué.

Con Adán, comíamos frutos, sueltos de cuerpo y alma. Moras, mandarinas silvestres, frutitos de tala, mburucuyás. En todas las estaciones había gustos diversos y sabrosos.

Hacíamos largas siestas amándonos bajo los arbustos de ligustrinas en flor. Con su fragancia nos invitaban a la sensualidad y al goce.

Nos fascinaban los trinos de las aves. Cuando escuchábamos el canto de las tacuaritas, las seguíamos con cautela y alegría de niños para mirar sus delicados huevitos jaspeados de dulzura.

En los arroyos, nos deleitábamos con el sonido del agua, delicada y frágil.

Mirábamos en el cielo, como un nubarrón oscuro le decía secretos a una nubecita tierna y recatada.

Jugábamos a inventar nombres a los animalitos nuevos que cada día aparecían.

Cada tanto, nos encontrábamos con las serpientes. Eran sabias, profundas, intuitivas. Vitales. Nos contaban las maravillas del monte y sus misterios. Sabían las virtudes de cada árbol y cada planta. Conocían que frutos podíamos comer y cuales eran buenos sólo para los pájaros.

Adán solía aburrirse enseguida, me decía luego que las serpientes eran charlatanas. Creo que tenía celos de ellas.

O quizás competía.

Con mi amado, la rutina era comer, jugar y gozar del amor.

Yo necesitaba algo más. Conocer los orígenes y las causas, los devenires y los caminos de Dios. Si éramos sus hijos...!!!

Y si éramos hechos a semejanza de Él, porqué no conocer y disfrutar del saber con Él? Porqué no tener el placer de descubrir los enigmas de la creación, como creaturas suyas?

Porqué no acompañarlo en la creación con nuestros deseo, y nuestra mente poderosa? Porque estar siempre bajo la pata del Altísimo?

El día fatídico del oprobio, aún hoy no lo puedo comprender.

Porqué Adán me acusó a mi y porqué yo acusé a las serpientes, si éramos todos Uno?

Tamaña división, me animo a pensar, fue obra del Creador para desafiarnos a más. Sólo puedo pensar bien de Él.

Fueron odios ocultos? Competencia desleal? Deseos de figuración? Fuimos, los dos, alcahuetes del Supremo?

Todavía estoy resentida con Adán. Me enoja su inmadurez, que interpeló la mía. Me da bronca su pequeñez moral de tirar la piedra y esconder la mano. Me indigna que haya sido tan chiquilín.

Aún así, lo amo. Sé que elegí ser mujer y él eligió ser hombre. Sé que las mujeres vamos adelante con el coraje, la osadía de reconocernos. Y los hombres van atrás, dispersos por el fútbol, la política y los dineros. Y la figuración. Pero nos aman...

Les cuento? Tengo una gran esperanza...Que un día de estos juguemos un truco de a cuatro. Adán y yo contra Dios y la serpiente bicéfala.

Para mi, que va a haber empate.

Y si no hay empate, lo inventamos entre los cuatro.

Todos lo deseamos.




domingo, 1 de julio de 2012

Para Candela






01/07/12

Para Candela

Una mujer distinta... como todas... sencilla... como algunas... transparente...como pocas!!!divertida y picante... como ella misma... sutil y delicada... como un hada... Fulgurante!...como las salamandras marinas...

...acuática... como Hija de Jemanjá, la Diosa Terrestre de las Aguas...


Soltó el dolor, soltó lo vano, quemó las organzas de París, y hermanó el oro y el barro, todo por su propia y valiente voluntad.


Hoy, aquí y ahora, apoyada en este suelo granítico que ayer fué montaña y hoy sigue siendo roca: agradezco a la Madre de la Vida, al Padre de lo Vivo y de todo Lo Creado, tu camino de luz y tu compañía amorosa, tu olfato, tu vista, tu oído.

Y agradezco a quien se atreverá al más bello de los cortejos contigo, al más delicado, al más honrado, al más valiente, agradezco digo, a quien te tomará de la mano y compartirá tu paz y tu dicha.

lunes, 25 de junio de 2012

Muela de juicio


25/06/12


Muela de juicio


Hoy me saqué una muela de juicio, y me convocó “la payasa”.


Hace 15 días un tercer molar en extraña posición, como mujer singular que soy, empezó a lastimarme el carrillo.

Llamé a la gentil y joven odontóloga que me atiende hace un par de años, y me dijo que si la muela venía torcida, prefería que un profesional con mas años me la sacara. Me pareció muy humilde y sana su propuesta, ya que tenía una experiencia fuerte de 4 horas y media de extracción de una muela retobada, hace ya mucho tiempo.


Saqué turno con Ramiro, mi antiguo odontólogo, al que había dejado porque tenía muchos pacientes y pocos turnos, mas allá de que lo reconociera como un excelente profesional.


Acá hago stop.

Que cornos tienen los dentistas y sus pérfidos tornos, que hasta los más audaces nos achicamos?

Con una historia personal llena de médicos, reconozco que ir al dentista me hace ruido en la panza.

Será que heredaron la fama oscura de los barberos del medioevo, que te cortaban el pelo y con la misma navaja te sacaban el diente en crudo?

Que es ese halo de miedo que rodea a los que nos sacan el sarro y nos miman los dientes con cepillos ad hoc?

Es que esa jeringa amenazante nos evoca los miedos tórpidos de las vacunas infantiles?


Ya en la consulta, me relajé y me concentré en respirar con el abdomen, mientras Ramiro, que además de odontólogo es guitarrero, y además, además!!!, experto en distracciones profesionales, me contaba anécdotas de musiqueros del pueblo.


Lo real y cierto, es que mi extracción del día de hoy, duró, con anestesia y todo, ¡¡¡escasos 3 minutos!!!

Una mínima fuerza, segundos, y la fatídica muela del juicio estaba afuera.

Con la boca cerrada apretando la gasa sobre la extracción, le hice el gesto del índice y el pulgar unidos, ¡¡¡pipí cucú, señor dentista!!! ¡¡¡ En otra vida, usted fue mago!!!


Lo mejor, vino después.

La extracción me produjo una alegría tal, cataratas de endorfinas mediante, --pienso--, que ya en casa me salió un chamamé y todo.

Espero que alguna cantautora femenina lo cante, y en las bailantas litoraleña este chamamé - payaso haga mover las tabas, y lo mejor sería, para mí, que ir al dentista tenga la buena fama que este cuidado se merece.


La foto es de internet.





Muela de juicio

Cuál será el sutil y extraño beneficio

de sacarme la muela de juicio?


Seré mas juiciosa? Mutaré amorosa

cual gata casera, volveré amistosa?


Me siento liviana, me encuentro campana

de alegre domingo, de lunes de bingo.


Escribo poesía, con la boca mía

cerrada, apretada, como amordazada!!!


Será que se fueron los tiempos bravíos?

Vendrán los momentos de amor en estío?


Cual será la sutil, preciosa , extraña magia

de este dentista que ni da hemorragia?


Y canta y trabaja mi pueblo paceño:

entré cabizbaja y salí sin ceño!


Será poderosa la muela de juicio!!!!

Que me dió alegría¡¡¡solemne artificio!!!



En homenaje a Natalia , Ramiro y a Baldomero Fernández Moreno, de quien aprendí a jugar juntando la ciencia con la poesía....este género se llama “poesía preventiva”...




domingo, 3 de junio de 2012

La mansión del padre

31/05/12

Esta poesía nace en un sueño que tuve, donde recibía en heredad una mansión grande y arcaica de mi padre.
Había que restaurarla, es cierto, y había que darle un fin...
Reconocer lo heredado de mi padre, sus dones y capacidades, su música, su literatura, su ideas humanistas, es mi trabajo del presente.
Todo se logra con imaginación y esmero.


....con su gloria, con su cuidador...
...la mansión arcaica...













La mansión del padre
Me diste la clase,
me diste el enlace,
con la profondura,
con la partitura.

Perdoné tus sombras,
descubrí la alondra,
que había en tu pecho,
en tu pecho estrecho.

Estrecho de lunas,
con soles, con cunas
de gringo que piensa,
que alienta la ciencia...

...que siente la vida,
que inventa salidas,
que habita los cielos,
que cultiva el suelo.

Gracias por tu lumbre
que anima a las cumbres,
que suma alboradas,
que me da moradas.

Gracias por tus dones,
por tus corazones,
de fe, de esperanza,
de tierra y labranza.

Te agradezco el celo,
que animó mi vuelo,
de niña, de hada,
de mujer amada.


Tu pasado es guía,
tu mansión es mía!!!

sábado, 2 de junio de 2012

Coplas y notas de otoño


19/05/12

Vivo en un caserón antiguo, que he ido embelleciendo con los años vividos en él.
A veces, la soledad me pide un ser humano, y llamo a alguna amiga, de las hermosas que tengo.
Mariela suele venir a menudo, y dialogamos, leemos, soñamos, somos niñas de nuevo, cantamos y nos damos ánimos una a la otra.
En este otoño de limpiezas profundas, la amistad franca y sencilla nos ayuda a soltar nuestras propias hojas secas. Y reverdecer en la semilla la futura primavera.
Hoy, que leeremos a Federico García Lorca, se escapó esta coplita.
A mis amigas y amigos.

Jugando a las viejas sabias, que leen el presente en las caracolas...



Convocando la alegría de la amistad.


Coplas y notas de otoño

Hojas caídas,
flores llovidas,
crece el otoño,
duerme la vida.

Sos bienvenida
a mi guarida,
mate caliente,
prosa leída.

En un instante
sale la infante,
que tengo dentro:
brilla-brillante.

Y con un sueño,
con fe y empeño,
fundamos mundos
que buscan dueños.

¡ Abracadabra,
pata de cabra!:
se hizo la magia
de la palabra.

Emma Violeta Chauvy Barolin